La base de datos es fundamental

Hoy día la elección de la plataforma tecnológica no es ya una decisión técnica, es sin duda una decisión estratégica.

La clave para el concesionario es contar con un sistema que pueda crecer con la concesionaria.

Esto implica no sólo pensar que tu software sea basado en Microsoft Windows, el sistema operativo más usado del mundo y con una gran cantidad de ventajas inherentes… también es vital que la base de datos con la que trabaje tu sistema sea la correcta.

La base de datos es fundamental, base de datosEn un DMS, la base de datos es parte del corazón de la aplicación y la mala performance no es una opción.

Un concesionario necesita una base de datos que responda de manera eficiente, rápida y segura a los flujos de información previsibles en cualquier concesionaria. Una base de datos pequeña (como por ejemplo Microsoft Access®) es inapropiada.

Así como no usaríamos un BMW Mini para transportar carga en camino de tierra, tampoco podemos pretender que una base de datos pequeña resuelva las necesidades para las cuales no fue diseñada.

No es que las bases de datos pequeñas como Access no sean de buena calidad, sino que fueron creadas para el uso personal o de pequeños grupos de trabajo, no para la cantidad de datos que maneja un concesionario. Un concesionario requiere una base de datos pensada para empresas como lo es Microsoft SQL Server u Oracle.

Una base de datos inadecuada tiene serias limitaciones que traerán múltiples inconvenientes al concesionario:

  • Frecuentes caídas del sistema y lentitud en la operatoria, que irán empeorando a medida que pasan los días por el mero hecho de ingresar más datos.
  • Los datos pueden corromperse. Las bases pequeñas requieren alto nivel de mantenimiento. Aún con mantenimiento, la posibilidad de falla es alta. Si te encuentras constantemente compactando y reparando la base, debes saber que esto no es normal.
  • Mala performance en red. A medida que los archivos crecen, esto empeorará.
  • Las bases de datos pequeñas no trabajan bien con usuarios simultáneos.
  • Hay un bajo nivel de seguridad de datos.
  • No se puede automatizar el backup, algo fundamental en una empresa que valora sus datos.

Lamentablemente, muchos concesionarios no evalúan la importancia de este análisis inicial, y los proveedores de poca experiencia (o ética cuestionable) pueden no informar sobre los altos costos en que se incurrirá, en el corto o mediano plazo, por realizar una mala inversión inicial.

Pregunte además a su proveedor si “explota al máximo las posibilidades de su base de datos, alojando en ella los procesos de manipulación de datos para una mejor performance”. Esto reflejará su experiencia con la base y más importante aún: habrá una óptima performance de la base de datos.

Una base de datos no debe ser un mero repositorio de datos. Usar una base de datos significa más que sólo instalarla: requiere configuración, mantenimiento y la experiencia que sólo se logra con años de dedicación.

A su vez, una base de datos que pueda respaldar el crecimiento de una concesionaria requiere del hardware apropiado. Es fundamental que el proveedor de software pueda hacer recomendaciones de equipamiento acorde al proyecto.

En consecuencia, el concesionario debe dudar de todo proveedor que no se preocupe por una correcta inversión en una base de datos apropiada, o que minimice el hardware que será necesario en el corto o mediano plazo. Esto puede ser señal de una base de datos pequeña que en poco tiempo no servirá a la operatoria de la empresa, además de significar la poca experiencia y seriedad del proveedor.

botón-más-info

Enzo Conforti

Licenciado en Comunicación Social, productor de contenidos y encargado de la plataforma de eLearning de Autologica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *